Un momento por favor...

Disfruta de tus vacaciones familiares sin discusiones

Vacaciones-en-familia.jpg

Nos pasamos todo el año deseando que lleguen las vacaciones y así poder pasar mucho más tiempo en familia pero a veces lo idealizamos tanto que la realidad no tiene nada que ver con lo que habíamos soñado durante estos largos meses. Con la llegada del verano compartimos mucho más tiempo en familia, con los hijos, con la pareja e incluso con padres, los suegros, los hermanos, etc., pero en ocasiones el tener tanto tiempo disponible para estar juntos y pasar unas vacaciones familiares puede convertirse en un problema, generándose discusiones y conflictos familiares.

La convivencia durante las vacaciones implica poner a los miembros de la familia en un nuevo escenario, lo que requiere un tiempo de adaptación para todos, ya que se pasa del escaso tiempo de convivencia que nos permite nuestro horario laboral el resto del año a compartir casi todas las horas del día, lo que puede generar mayores roces y discusiones que pueden llegar a convertir nuestras vacaciones familiares en un verdadero infierno. Con las vacaciones se producen algunos cambios: se flexibilizan los límites y las reglas, las prohibiciones se relajan, los conflictos que no estaban resueltos pueden salir a la luz aumentando la tensión familiar, la falta de tiempo para estar a solas y relajarnos, los niños empiezan a aburrirse al tener tanto tiempo libre aumentando sus exigencias y llamadas de atención que pueden dar lugar a discusiones familiares, etc.

Desde CINEP os vamos a dar unas ideas para que podáis planificar vuestras vacaciones familiares y disfrutéis de un buen verano en familia sin discusiones ni malos rollos:

  • Lo primero que tenemos que tener claro son las expectativas que hemos puesto en las vacaciones familiares a la hora de planificarlas, y ser realistas con las circunstancias y las situaciones a las que nos vamos a enfrentar. Recordad, muchas veces los placeres más sencillos pueden hacer que pasemos un verano inolvidable.
  • Lo mejor es que nos olvidemos de las prisas, sin cargarnos de muchos compromisos y dejar que las cosas fluyan para que todos estemos más relajados.
  • Planificar mínimamente y llegar a acuerdos de lo que se va a hacer durante las vacaciones familiares. Programar actividades en familia para vencer el aburrimiento de los niños, incluso podemos dejar elegir a los niños algún plan en familia, seguro que nos sorprende las buenas ideas que pueden tener.
  • Aprovechar el tiempo que podamos estar en familia, aprender de los más pequeños y disfrutar con ellos, ya que pueden enseñarnos muchas cosas sobre lo maravillosa que es nuestra vida.
  • Acomodar las vacaciones familiares para que todos los miembros puedan disfrutar de ellas. Es una buena oportunidad para ejercitar nuestra empatía, poniéndonos en el lugar del otro podemos controlar ciertos momentos de tensión que puedan surgir en estos días de convivencia familiar.
  • Distribuir las tareas y responsabilidades entre toda la familia para que nadie se sienta superado.
  • Repartir el tiempo con respecto a la organización de los niños para que cada uno pueda disfrutar de pequeños espacios de libertad personal haciendo lo que más le guste y así, poder relajarse.

CINEP – Centro Integral de Especialidades Psicológicas © 2018