Un momento por favor...

El trabajo de buscar trabajo

buscar-trabajo-en-agosto.jpg

Todos estamos de acuerdo en que buscar trabajo es una tarea ardua, que requiere esfuerzo, constancia y dedicación.

Buscar trabajo es una tarea ardua, que en ocasiones puede prolongarse en el tiempo y a la que es necesario dedicarle esfuerzo, energía y talento. Al final, buscar trabajo es un trabajo y tenemos que tomarlo como tal. Tenemos, por tanto, que organizarnos, distribuir nuestro tiempo y marcarnos nuestras metas y objetivos: aunque el objetivo final esté claro, es importante que nos marquemos otros objetivos más específicos que nos ayuden a alcanzar la meta final.

Como profesionales de coaching, en CINEP queremos haceros unas recomendaciones que os ayuden a alcanzar la ansiada meta de la incorporación al mercado laboral en esta tarea de buscar trabajo:

  1. Buscar trabajo es un trabajo y, como tal, tiene su horario… o lo que es lo mismo, no todo va a ser trabajar, trabajar y trabajar… El día tiene muchas horas y, de la misma forma que quizás no todas puedan ser de esparcimiento, tampoco tenemos que obsesionarnos. Tenemos que encontrar el equilibrio entre el ocio y la disciplina: de la misma forma que no podemos permitirnos pasar todo el día en el sofá, tampoco sirve de nada sentarnos delante del ordenador las 24 horas del día a la caza de la oferta. Es fundamental ser metódico y dedicarle horas, pero sin obsesionarnos. Por tener que buscar trabajo no dejemos de disfrutar y sacar partido a nuestra vida.
  2. Aprovechar para resetearnos y actualizar nuestro curriculum incorporando todos esos conocimientos, actitudes y habilidades que tenemos pero que aún no plasmamos en nuestro resumen profesional. Un curriculum vitae actualizado puede ser el factor diferencial que haga a los reclutadores decantarse por un candidato en vez de por otro, o sea que no desaprovechemos esta oportunidad. No uses un curriculum estándar, cada puesto de trabajo requiere de un perfil determinado. Reorganiza tu curriculum en función de las necesidades de la empresa.
  3. También es importante actualizar nuestros perfiles de redes sociales desde el punto de vista profesional. Cada día más, los responsables de selección se fijan en los perfiles sociales de los candidatos. Por tanto, es importante que esos perfiles estén actualizados, limpios y preparados para ser visitados: no hay nada peor que visitar un perfil social y encontrarse en el lejano oeste, rodeado de nubes de polvo. Si no somos capaces de tener un perfil razonablemente actualizado, mejor que no tengamos ninguno.
  4. Tengamos cuidado con lo que publicamos, especialmente, con las fotos, chistes, etcétera. A los reclutadores no les interesa en cuántas fiestas hemos estado, lo bien que nos sienta el traje de baño o cuántas gambas somos capaces de comernos en una sola sentada… sigue la sabiduría popular: si tu madre sentiría vergüenza al verla, no subas esa foto a Facebook o lo que es lo mismo, si a tu abuela no le gustaría saberlo, a tus redes sociales tampoco. Ya sabes que la red es pública, así que utiliza el sentido común a la hora de compartir información..
  5. Buceemos…, aprovechemos para buscar en la red tanto páginas con ofertas de empleo, como empresas en las que nos gustaría trabajar. Es un buen momento para buscar candidatas entre las empresas que se adapten a nuestro perfil profesional.
  6. Mejora tu formación y prepara tu curriculum para la oferta deseada. Aprovecha las horas libres para formarte en algo que te guste o que creas que puede mejorar tu empleabilidad.

En conclusión, aprovecha ese tiempo para encontrar el trabajo deseado.

CINEP – Centro Integral de Especialidades Psicológicas © 2018